Sermón: Las vestiduras de José

 
 
 

Tema: Las vestiduras de José                                  Por: H. Engels


Lectura:

Ge 37:3 Israel amaba a José más que a todos sus otros hijos porque le había nacido en la vejez, y le hizo una túnica de diversos colores.


Intro:

Dios tenía un plan especial con la vida de José.

Querría tomarlo, sacarle de aquella tienda de Beduinas, y llevarle al trono.

Es un paralelo de lo que Dios quiere hacer con nosotros.

Quiere tomarnos, sacarnos de nuestras tiendas oscuras, guiarnos y prepararnos para ocupar un trono.

Por esto quiere tratarnos y prepararnos.

Por esto nos da una palabra de animo, diciendo: “ Al que venciera, le daré que se siente conmigo en el trono”.


- El trono del Rey se distingue pues, está puesto un poco más adelante que los tronos, que acompañan en la plataforma del trono.


El trato de Dios con José.

José necesitaba ser tratado.

Ya era el bendecido de la casa.

Ya llevaba una linda túnica que representaba dignidad, prosperada y liderazgo.

Era como si fuera líder de entre sus hermanos.

La túnica era evidencia y prueba de esto.


1. Dios permitió que le quitaran la túnica.

Ge 37:23  Sucedió que cuando José llegó hasta sus hermanos, ellos despojaron a José de su túnica, la túnica de diversos colores que llevaba puesta.

Dios permitió que José perdió su linda túnica.

Tenía que andar en trapos de un pobre esclavo.


Aplicación:

-Ya vimos en otra ocasión que José fue un prototipo de nuestro Señor Jesucristo.

Igual como José, Jesús dejó la morada de su Padre, para andar entre nosotros, mostrando los preciosos colores de la gloria de Dios.

El apóstol Juan exclamó: “Y vimos su gloria, como la del unigénito del Padre”.

Igual como José, Jesús fue despojado de dignidad, y tenía que tomar la forma de un siervo.

Filp 2:8 se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!


2. La túnica debía ser entregado a la muerte.

Ge 37:31  Entonces ellos tomaron la túnica de José, degollaron un cabrito del rebaño y empaparon la túnica en la sangre.

Aquí vemos que la túnica fue, entregada a la muerte.


Aplicación:

Allá en el desierto podemos escuchar la voz de José, “ Señor, por que me hiciste esto”

Perdí mi linda posición como líder.

Perdí mi dignidad.

Perdí mi buen nombre.

“Señor, ¿ Por qué ?


Este grito siguió y se repitió por muchos años


Vemos a nuestro Señor estando al lado de nosotros, cargado con una cruz,  escuchando nuestros llantos: “  Por qué ? ¿ Por qué?  Invitándonos a tomar nuestra cruz y de seguirlo.

“ Señor me golpearon, y estoy dolido”. El Señor mira con compasión y dice: “Yo también fui golpeado y me dolió”.

Pero Señor me maltrataron “. El Señor respondió” “A mi también me maltrataron”.

Señor, me arruinaron y echaron por tierra mi buen nombre”. Jesús contesta con dulzura: “También echaron Mi buen nombre por tierra”.

“ Pero Señor, soy inocente”. El Maestro mira con ternura y dice: “Yo sé, Yo también era inocente, no te mortifiques, toma tu cruz y sigame”.


Y no olviden: “Todas las cosas ayudan a bien, para los que aman a Dios.  (Ro 8:28)


 Mr 8:34  y les dijo: --Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí

    mismo, tome su cruz y sígame.


3. La túnica le fue devuelta.

Ge 41:14 Entonces el faraón mandó llamar a José, y le hicieron salir apresuradamente de la cárcel. Se afeitó, se cambió de ropa y vino al faraón.

Había llegado la hora de Dios, Dios se iba a manifestar

Aquí vemos a Faraón actuando en representación de Dios.

Ge 41:42 Entonces el faraón se quitó el anillo de su mano y lo puso en la mano de José. Le vistió con vestiduras de lino fino y puso un collar de oro en su cuello.


“Faraón quitó el anillo de su mano” .

Esto era un símbolo de autoridad, con esto se firmaba todos los documentos oficiales.

Esto significa que la autoridad que había perdido en el pasado, Dios se lo devolvió, pero ahora en una forma más grande y glorioso.


Faraón le vistió con vestidos finos u finísimos.

Dios obró para que cambiaran la ropa de José.


Hay muchos paralelos entre la vida de José y la vida de Jesús.

Jesús también dejó su morada en el cielo para buscar a sus hermanos.

También sus hermanos le despojaron de su ropa y dignidad.

El se humilló a si mismo, realizando trabajo que corresponde ia a los esclavos.


Dice la Biblia:

Filp. 2: 5-11 Haya en vosotros esta manera de pensar que hubo también en Cristo Jesús:

 : 6 Existiendo en forma de Dios, él no consideró el ser igual a

   Dios como algo

   a qué aferrarse;

 : 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo,

   haciéndose

   semejante a los hombres; y hallándose en condición de hombre,

 : 8 se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte,

  ¡y muerte de cruz!

 : 9 Por lo cual también Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el

   nombre que es sobre todo nombre;

 : 10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los

   que están en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra;

 : 11 y toda lengua confiese para gloria de Dios Padre que

   Jesucristo es Señor.



Conclusión:  Aquí tenemos el principio de la muerte y resurrección.


Dios nos está preparándonos para que podamos ocupar el lugar en el trono que El ha preparado para nosotros.


 

Estudio: Las vestiduras de José